top of page

Ejercicio de Relax

Actualizado: 27 dic 2022

Cuando termines de leer este texto, acostate apoyando la espalda en el suelo o simplemente recostate cómodamente en el respaldo de tu asiento; cerrá los ojos y empezá a respirar profundamente, llevando el aire a la parte baja o abdominal, enseguida a la zona media o costal y ,finalmente, a la parte alta del pecho, todo en la misma inspiración.


Retené unos instantes el aire en los pulmones y exhalá lentamente, por la nariz, sacando todo el aire. Mantené esa respiración nasal, profunda y tranquila. Y empezá a relajar todo el cuerpo en cada exhalación, como si estuvieras disolviéndolte, pero sin dormirte.


Dejá de prestar atención a los pensamientos y a las emociones, y relajá todo tu cuerpo en cada exhalación. Después, llevá la conciencia a tus pies y recorré mentalmente tu cuerpo desde los pies hasta la cabeza, imaginando que vas derritiéndote completamente.


Siempre respirando en forma tranquila, silenciosa y pausada, relajá todos los músculos, nervios y órganos internos, desde los superficiales hasta los más profundos. En pocos minutos, alcanzás un estado de relax tan profundo, que vas a sentirte tan leve como si flotaras en el aire.


Mantené ese estado disfrutando esa sensación tan placentera. Y empezá a visualizar detalladamente algo que desees concretar en tu vida. Puede ser algún objetivo o meta en relación a tu comportamiento o hábitos, a tu cuerpo, algo relacionado a tu vida profesional, o a tu vida de relaciones.


Mentalizá el resultado final, imaginá eso con riqueza de detalles. Esas imágenes son un arquetipo, un molde mental que te programa y condiciona a alcanzarlo en la vida objetiva exactamente como lo estás imaginando. Mantené esa mentalización algunos minutos, desarrollando así un mindset altamente positivo.


Finalmente, cerrá esa mentalización, volvé a respirar en forma profunda y conciente. Si tenés que continuar con tus actividades, conectándote nuevamente con el cuerpo a través de los sentidos.


Vas a prestar atención a los sonidos, al perfume del aire, al gusto y finalmente al tacto. Sentí tu cuerpo nuevamente y vas moviéndolo de a poco, podés extenderte, desperezarte y hacer todos los movimientos que tengas ganas de hacer.


Por último, abrís los ojos. Si querés dormir, luego de cerrar la mentalización, simplemente entregate a un descanso muy profundo y placentero hasta vuelvas a despertar. Te recomiendo practicar estas técnicas de relax y mentalización todos los días.


Si querés hacer la grabación de este relax, te la dejo acá abajo:




237 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page